La historia de Black

Os presentamos a Black, un ejemplo de detección precoz de un problema que habría podido ser grave. Sus amos lo llevaron al Hospital Mediterrani Veterinaris para asistir a una visita rutinaria donde el equipo de profesionales del centro le detectó una verruga que decidió extraer. Una vez realizada la biopsia de la muestra, el resultado fue un tumor agresivo localmente pero, como se había extirpado totalmente, Black se curó. Y aquí lo tenéis: feliz y contento! Recordad la importancia de la medicina preventiva, como os explicamos en nuestra última entrada en el blog.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *