Cómo cuidar de nuestras mascotas cuando envejecen

Como nosotros, gatos y perros también envejecen, a pesar de que la esperanza de vida de los animales de compañía ha aumentado considerablemente los últimos años. En este caso, ha pasado lo mismo que con las personas, y si en los años 90, la longevidad de los perros estaba entre 9 y 12 años, hoy llega a los 16 y, incluso, a los 18 años. En cuanto a los gatos, se sitúa en los 14-15 años, a pesar de que los hay que incluso han llegado a superar los 20.

Esta longevidad ha sido posible gracias a una mejora en la alimentación, a los avances en medicina veterinaria y también gracias a una mayor concienciación por parte de los propietarios del bienestar y cuidado de sus mascotas.

A partir de los 8 años de vida, los perros se considera que han llegado a la vejez. En los gatos, llega algo más tarde, hacia los 10 años. A partir de aquí, empezarán a tener en muchos casos problemas oculares, artritis, enfermedades cardiovasculares, sordera… También sabremos que se hacen mayores porque duermen bastante más.

Enfermedades de la edad

  • Aparato digestivo: cómo ya os avanzábamos la semana pasada en el blog, la salud bucodental es muy importante Y más en los animales de edad avanzada, que son más propensos a enfermedades como la gingitivis, pérdida de piezas dentales… Todo esto hará que nuestra mascota coma menos y peor y, por lo tanto, afectará negativamente a su salud.
  • Aparato urinario: si bebe y orina más de lo normal, puede ser debido a una insuficiencia renal, que con una dieta baja en sal y revisiones periódicas se puede controlar.
  • Enfermedades oculares: cataratas, degeneración de la retina, glaucoma… son las mismas enfermedades que sufre la gente mayor Y que afectan también a la vista de nuestras mascotas. Si se detectan en fases iniciales, el tratamiento será más eficaz.
  • Salud ósea: con la edad pierden masa ósea y muscular. También hay alteracions articulares, lo que provoca cojera y puede hacer que llegue un momento que el animal tenga dificultades para moverse. Si a esto, añadimos el sobrepeso, el problema empeora, así que hay que cuidar su dieta.

Qué podéis hacer

Algunas alteraciones del organismo son inevitables con el paso de los años, pero otras pueden retrasarse o, incluso, prevenirse.  Y las que no se pueden evitar, mejoran gracias a un control veterinario adecuado y las atenciones del propietario, que tiene la responsabilidad de garantizar la buena salud y calidad de vida de su mascota, sobre todo a medida que se va haciendo mayor.

  • Prevención: evitar las enfermedades controlando o eliminando los factores de riesgo.
  • Detección precoz: para que las enfermedades no progresen y provoquen el deterioro de la salud de nuestra mascota.

Por eso, es necesario visitar con más frecuencia al veterinario: se tendrían que hacer controles cada 4-6 meses y, en caso de patologías concretas, como las que citábamos antes, más a menudo. En definitiva, es necesario estar más pendientes de ellos y tener en cuenta que lo que más seguiran agradeciendo nuestras mascotas son las muestras de afecto.

Curiosidades

¿Sabíais que las hembras de todas las especies animales no tienen la menopausia? Los ovarios conservan su capacidad reproductora toda la vida, pero con el paso de los años el periodo de celo se alarga y la funcionalidad de los órganos reproductivos disminuye.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *