Enfermedades del corazón en perros y gatos

Cora es una perrita de 8 años. Hace unas semanas vino a la clínica a hacerse un eco cardiograma. Montsant Ossó, nuestra especialista en cardiología, podrá así diagnosticar si sufre o no una dolencia cardíaca y si necesita tratamiento.

El aumento en la esperanza de vida de perros y gatos ha comportado un incremento de las enfermedades del corazón, puesto que los problemas cardíacos son habituales en animales mayores, pero también pueden aparecer en animales jóvenes. Los animales jóvenes presentarán con más frecuencia patologías congénitas, mientras que los de edad avanzada presentarán patologías cardíacas adquiridas y neoplasias (crecimiento excesivo, de carácter tumoral, que puede ser benigno o maligno).

Por otro lado, hay dolencias del sistema cardiovascular que no presentan síntomas, pero que se pueden detectar en un examen rutinario. Por este motivo, el examen físico de perros y gatos es imprescindible y no hay que esperar a que aparezca ninguna señal que nos indique que puede haber un problema. Las revisiones deben hacerse cuando corresponda y así conseguiremos prevenir o, si es necesario, que el especialista en cardiología establezca un tratamiento antes de que se produzcan lesiones irreversibles. En los gatos, por ejemplo, los síntomas pueden tardar mucho en aparecer y, cuando lo hacen, ya pueden ser muy graves.

La auscultación es clave

El examen físico incluye la observación del animal (estado nutricional, frecuencia y ritmo respiratorios), examen de la circulación periférica (pulso arterial femoral, venas yugulares, color de las membranas mucosas o edemas y temperatura rectal) y el examen de la circulación central (examen de la cavidad torácica mediante palpación, percusión y auscultación).

Antes de que el animal manifieste síntomas como cansancio, debilidad o dificultad para respirar, muchos problemas cardiovasculares pueden detectarse con la auscultación. A pesar de los progresos en las técnicas de diagnóstico en cardiología, la auscultación sigue siendo clave, puesto que permite averiguar la intensidad y área de los sonidos cardíacos, la frecuencia cardíaca y el ritmo, y detectar la presencia de soplos cardíacos.

¿Qué patologías del corazón afectan a los perros y cuáles a los gatos?

Hay diferencias importantes entre las patologías cardíacas que afectan a perros y gatos:

  • La principal patología que afecta a los perros es la enfermedad degenerativa crónica de la válvula mitral, que provoca un aumento progresivo de la parte izquierda del corazón.
  • En el caso de los gatos, la patología cardíaca más habitual es la cardiomiopatía hipertrófica, que consiste en un aumento del grosor de las paredes del corazón.

Por otro lado, determinados defectos cardíacos congénitos son más frecuentes en razas concretas:

  • Por ejemplo, en perros de razas medianas y grandes suele ser más frecuente la cardiomiopatía dilatada (una dilatación progresiva del corazón que disminuye la capacidad de bombear la sangre correctamente y provoca graves problemas respiratorios, cansancio…).
  • La enfermedad valvular degenerativa crónica es más habitual en perros de raza pequeña.
  • Y también hay patologías cardíacas que aparecen más frecuentemente en un sexo que en el otro.

Recordad que si tenéis cualquier duda, podéis dirigiros al servicio de cardiología de Mediterrani Veterinaris, clínica de referencia en el Camp de Tarragona, que cuenta con servicios de todas las especialidades y os ofrece la posibilidad de realizar cualquier prueba en el mismo centro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *